Nostalgia del futuro

criar y crear

por popen*

«Esta casa tiene alta data, allí fuimos a vivir cuando volvimos de la isla porque el agua me ahogaba. Después de unos meses viviendo en lo de mi Madre encontramos casa.

Fue difícil aquella época, sufrí lo que no está escrito. Y también tuve muchos momentos de placer y ternura, mucho amor con mi niño.
Le puse inmensa onda, y toneladas de energía al crecer.
La creatividad fue el oasis, el faro, y también lo que me permitía viajar aún entre aquellas paredes. También el ancla más eficaz a lo que soy.
Confiar en mí fue muy difícil, perdonar aún más. La oxitocina ayudó, sino no sé.
Muchas veces el paraíso en carne viva.
Siempre le hice upa del mismo lado, y con el otro brazo hacia todo lo demás.
Días y noches juntxs en una danza constante. Cantando sin parar, o llorando. Rabia y dolor en el cuerpo sin lugar de expresión más que la música y alguna ronda de Mamás. Siempre pasada de rosca por no dormir y amamantar.
Me re comí el verso de la crianza respetuosa, puede ser, pero yo quería estar pegada a Uri todo el día, o muy muy cerca. Aunque por momentos desesperaba por sentir que NO ESTABA HACIENDO NADA.
¿Cómo se valora una en su entrega de madre en un sistema en el que todo lo que necesitamos para vivir requiere dinero, y la maternidad es gratis para todos menos para nosotras?
¿Cuánto podemos exigir y putear, desahogar tanto cansancio y rotura, violencia… cuando está en juego nuestro techo y la crianza de nuestrxs hijxs?
¿Quién banca el desarme de esa mujer que ahora es para otrx?
¿Sobre quién se deja caer en la noche y se siente pequeña un instante sin tener que seguir explicando por qué está rota?
Siento gratitud por lo que fue, y volvería a elegir de la misma forma. Es la sociedad la que está rota y es la linealidad que propone el sistema que quiebra todo proceso de nuestra sexualidad.
Nos exigen empoderamiento, y es ridículo cuando sabemos qué significa poder en este cis/tema y quién lo tiene. Y hasta aquí con esto porque podría estar puteando días y días.
Mucha música nació!! Y yo estaba en un proceso creativo maravilloso en el que no paraban de brotar canciones, mi cuevita emocional.
Nos mudamos Uri y yo a una casa nueva. En el barrio, ya siempre en el barrio.
Allí, que en realidad es aquí arriba, estuvimos año y medio hasta que las deudas llegaron al límite. Crisis absoluta ante la idea de abandonar apego y mi música para salir a ‘TRABAJAR’.
Pinté este árbol con arcilla roja en la pared de la habitación, ¿¿alguien necesitaba contención?? Jaja.
Lo cierto es que funcionó de alguna forma.
Uri decía que en ese árbol había un bebé.
Las noches en esa casa fueron durísimas, intenté el destete nocturno y abandoné la idea enseguida. Vais a creer que la limé, pero yo sentía presencias allí. En la puerta tiré un poco de rock para darme seguridad.
La idea de hacer un disco conceptual sobre maternidades con todas las canciones escritas hasta ese momento comenzaba a concretarse.
Dejamos la casa y nos mudamos a una casita abandonada que había abajo. Una cuevita que hoy habitamos y que fue y es un enorme salvavidas para mí.
Y allí… Osea aquí, pude entregarme a ambos procesos y trabajos creativos, CRIAR Y CREAR.
Con la tranquilidad que da tener un espacio sostenible por una misma.
Estos años acá pude hacer este disco, Obra Madre. Y estar con Uri.

Ya gané inmensamente.

>>>

POPEN.

Musica/Compositora/Artesana/
Madre/Feminista
Argentina/Española
Instagram: @popen.musica

Mail: [email protected]

Fotografias: Lucia Sarasqueta
Madre/feminista/fotografa
Talleres de fotografía y maternidad. Fotografías de puerperio y más.
@circusbylucy
[email protected]